fbpx
Judicial

Volver… con la frente marchita

Una mujer y sus 4 hijas regresaron al predio que abandonaron 21 años atrás.

Un fallo del Tribunal Superior de Bogotá ordenó devolver una finca de 82 hectáreas en la vereda Guacamayas de Mapiripán a una mujer que perdió a su esposo y a dos de sus hijos a manos de los paramilitares entre 1999 y 2003.

La Unidad de Restitución de Tierras (URT) ya cumplió la orden y la mujer regresó con sus 4 hijas al predio donde implementará un proyecto productivo.

Atrás queda para ella una historia macabra que inició en 1999 cuando las autodefensas asesinaron a su hijo y tuvieron que huir, dejando abandonada la finca. En 2000 fue asesinado su esposo en Puerto Lleras y en 2002 otra de sus hijas, de 13 años, fue desaparecida en Casanare después que desconocidos se la llevaran en un taxi.

Wilson Leyton, director de la URT en Meta, dijo que aparte del predio también les entregaron un subsidio para poner en marcha el proyecto productivo que ellas elijan.