fbpx
Meta

Que Bancolombia convierta la deuda de Bioenergy en acciones

Un miembro de la junta directiva de Ecopetrol entre 2004 y 2007 fue quien orquestó el negocio de Bioenergy que representó un descalabro para la petrolera estatal, pero ganancias para una empresa consultora de su propiedad.

El senador Jorge Robledo dijo que se trata de Gustavo Gaviria González, quien controlaba la empresa Visión Valores que hizo la estructuración del proyecto Bioenergy. Denunció que “Gaviria en ningún momento mencionó que tenía vínculos con Visión Valores ni se declaró impedido a la hora de involucrar a Ecopetrol en el negocio”.

Robledo, quien habló en la Comisión Quinta del Senado, propuso que para salvar a Bioenergy se conviertan en acciones los 368.000 millones de pesos que la empresa le debe a Bancolombia. “El liquidador le debe plantear al Banco de Colombia y al Banco de Bogotá que la deuda se convierta en acciones, o sea, que capitalicen la deuda y asuman la responsabilidad de dirigir la empresa. Que Bioenergy sea una empresa mixta donde esté presente el Estado, a través de Ecopetrol, y Bancolombia”.

El senador del Polo justificó que Bioenergy no tiene alientos para apelar a una refinanciación de su deuda.

A su turno, la senadora Maritza Martínez dijo que en octubre de 2008 Ecopetrol se convirtió en el accionista mayoritario de Bioenergy tras comprarle acciones por 52.372 millones de pesos a una empresa que había sido constituida 3 años antes con un capital de 10 millones de pesos.

“El entonces vicepresidente de Ecopetrol Camilo Marulanda, encargado de este proceso, le debe explicar al país por qué la petrolera compra Bioenergy cuando hubiera podido entrar al negocio del etanol constituyendo su propia empresa”, exigió la congresista llanera.

En la sesión habló también el liquidador de Bioenergy, Rubén Darío Lizarralde, quien dijo que “una inversión de este tamaño no se puede perder, lo que hay que buscar por encima de todo es la salvación de la empresa”.

Explicó que las proyecciones mundiales indican que la demanda de etanol seguirá creciendo y pidió que el Gobierno favorezca la producción nacional. Esto último por las importaciones de etanol procedente de los Estados Unidos.

Lizarralde tiene un plan de acción que incluye volver a contratar por nómina a los trabajadores con sueldos de hasta millón y medio de pesos, y por orden de prestación de servicios a los que tengan sueldos por encima del millón y medio. Informó además que tramita un crédito de $40 mil millones para poner a punto la planta y seguir produciendo etanol y electricidad para poder firmar contratos a futuro que respalden el crédito.

Se declaró optimista por rendimientos de 80 toneladas de caña por hectárea y dijo que la producción se mantendrá en 20.000 hectáreas.