fbpx
Crónicas

¿La leche materna transmite la covid-19?

En tiempos de covid 19, la comunidad científica no ha encontrado evidencias que demuestren que la leche materna puede ser una fuente transmisora del nuevo coronavirus; sin embargo, de acuerdo con la Asociación Española de Pediatría, “todos los anticuerpos que genera una madre, que ha estado infectada, los puede pasar a su bebé, ayudando a que el neonato desarrolle mecanismos de defensa que lo protejan no sólo de covid 19, sino de otras enfermedades contagiosas”.

Wianella Ojeda, ginecóloga obstetra de Medimás EPS, dice que la lactancia permite que se cree un escudo frente a cualquier enfermedad o infección, fortaleciendo el sistema inmunológico del niño o la niña. “De hecho se ha encontrado que con la leche materna se contribuye a una disminución en la aparición de enfermedades como el asma, la leucemia, hipertensión arterial crónica, diabetes mellitus, obesidad, entre otras”.

Así mismo, en el caso de las mujeres que tuvieron este contacto con sus madres durante los primeros meses y años de vida, tendrán menos posibilidades de desarrollar cáncer de ovario y de cuello uterino”, expresó la experta.

Por todo lo anterior, hay profesionales de la salud que consideran que la leche materna es como la primera vacuna que recibe el recién nacido debido a su alto contenido en nutrientes y anticuerpos.

Aun así, en Colombia solamente el 57% de los bebés recibe leche materna en su primera hora de vida y, apenas, el 43% de los niños entre los 0 y 6 meses recibe lactancia materna exclusiva (datos suministrados por la Organización Mundial de la Salud). La leche materna debe ser el alimento exclusivo durante los primeros seis meses, luego sí se recomienda complementar la nutrición.

“Del proceso de lactancia depende no sólo el fortalecimiento de la estructura funcional del organismo, sino también el desarrollo inmunológico y emocional que, en tiempos de pandemia, es muy importante”, subraya Ojeda.

Según Unicef, cerca de 78 millones de recién nacidos en el mundo, es decir tres de cada cinco, no toman leche materna durante su primera hora de vida; lo cual genera consecuencias irreversibles que impactan negativamente, no solo en la infancia sino también en la edad adulta.

En el peor de los casos, cuando no se da el periodo de lactancia puede haber mayor incidencia de mortalidad y por eso, Unicef, explica que, si todos los bebés fueran amamantados, cada año se salvarían unas 820 mil vidas en todo el mundo.

Colombia es un país en el que, como expuso la OMS, hay una alta incidencia de menores que no reciben leche materna durante los primeros meses de vida, lo que desencadena en problemas asociados con la nutrición que, si no se trata a tiempo, podría llevar a la muerte.

Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional en Colombia, publicada en el 2015, el 35% de los niños que fallecen por desnutrición, o causas similares, son menores de seis años; y el 44% están entre los seis y 11 años.

La misma encuesta revela que 560 mil niños, menores de cinco años, sufren de desnutrición crónica, y 15.600 padecen desnutrición aguda severa.

Medimás EPS ha invitado a las maternas a que no interrumpan la lactancia. La entidad actualmente hace seguimiento a 42 gestantes que dieron positivo para covid 19. De ese número, 15 están recuperadas y 14 han tenido parto sin complicaciones.

En ese sentido, teniendo en cuenta que la lactancia materna es una etapa imprescindible en la vida de cualquier niño y que no hay evidencia científica que compruebe la transmisión de covid 19 a través de este vínculo entre madre e hijo, la doctora Wianella Ojeda se refirió al protocolo de lactancia cuando la madre resulta positivo o sospechosa frente al coronavirus:

– Es necesario el uso de tapabocas no reutilizables.

– Lavar las manos antes y después de amamantar el bebé así como también usar alcohol que permita desinfectar las manos.

– Se recomienda que la madre tenga un pañuelo en caso de que necesite toser o estornudar.

– Si la madre requiere ser internada en un centro médico, no interrumpir la lactancia y apelar a extractores y bolsas recolectoras para transportar la leche.

– La persona que suministre la leche al bebé, transportada en las bolsas, debe tener todos los protocolos de bioseguridad al momento de manipularla.

“Estamos en un momento en el que todos, incluidos los bebés, necesitamos un sistema inmunológico fortalecido capaz de responder a cualquier complicación en salud. De todas las madres depende que se reduzca la mortalidad infantil; la leche es el líquido de oro que inclusive les permitirá a los niños tener buenas defensas frente a la covid 19”, concluyó la especialista.

Ondas del Meta