Meta

Lo que el virus acalló en La Macarena

Está pendiente el diálogo que se había iniciado en San Juan de Losada entre Gobierno y campesinos.

El 21 de marzo las organizaciones campesinas de La Macarena levantaron la movilización que había bloqueado la vía hacia San Vicente del Caguán en medio del difícil diálogo con el Gobierno sobre el conflicto ambiental y acceso a la tierra.

Se calcula que en esa región cerca de 10.000 familias han conformado asociaciones campesinas, 8.000 de las cuales están adscritas a la Asociación Campesina Ambiental Losada–Guayabero (Ascal-g). Junto a ellas, también trabajan organizaciones de mujeres, cabildos y parcialidades indígenas, y excombatientes emplazados en el antiguo ETCR Urías Rendón.

Una de sus propuestas es crear la Zona de Reserva Campesina de Losada-Guayabero. Igualmente, con el apoyo de profesores y estudiantes de las universidades Nacional, Javeriana y La Salle, le han propuesto al Gobierno incluir el Plan Comunitario de Salud Rural “Salud Sin Fronteras” en el Plan Nacional de Salud Rural y en el Plan de Desarrollo del municipio.

El médico Román Vega, de la Red Saludpaz, explica que “la iniciativa tiene como objetivos la territorialización de la salud, según las tradiciones organizativas, socioeconómicas y culturales comunitarias; el rescate, la restauración y la protección de los saberes y prácticas ancestrales y de la naturaleza; y la participación comunitaria basada en la autogestión”.

El establecimiento de reglas de juego entre las organizaciones comunitarias y el Gobierno para negociar la agenda ambiental, inició en San Juan de Losada después de la protesta y movilización campesina a mediados de marzo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba