Tendencias

#Rosales

En el edificio Los Rosales, uno de los más exclusivos de Bogotá, se presentó un hecho sin precedentes. Eddy Fonseca, una mujer que trabajaba como celadora allí, fue obligada a permanecer aislada, sin salir durante un mes.

Según sus jefes, así lo había ordenado el Gobierno Nacional. Los hechos dejaron a la mujer con graves problemas de salud.

A Eddy, después de vivir un mes con condiciones lamentables, se le subió tanto el azúcar que casi entra en un coma diabético. Luego de ser llevada por la ambulancia, fue despedida. La trabajadora tampoco comía bien puesto que solo le daban $15 mil para las tres comidas.

Natalia Rodríguez escribió: “de qué están hechas esas personas que son capaces de violar los derechos humanos de un humilde trabajador, en plena pandemia mundial”.

Fonseca radicó su denuncia ante la Fiscalía, el Ministerio de Trabajo y la Superintendencia de Vigilancia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba