Ir a la barra de herramientas
Tendencias

Día Mundial de los Derechos del Nacimiento

El Día Mundial de los Derechos del Nacimiento se celebra cada 7 de junio con el objetivo de concienciar la importancia del nacimiento y su parte esencial en la vida de todo ser humano, además trata de respetar el proceso natural del nacimiento informando y dejando elegir a las madres sobre la forma en la que quieren el parto, además de facilitar la lactancia y a no separar a la madre del bebe mientras sea posible.

La Plataforma Pro Derechos del Nacimiento, que está formada por varias asociaciones, centros de orientación maternal, y profesionales del mundo del nacimiento, ha establecido un decálogo de derechos del nacimiento:

– El bebé tiene derecho al reconocimiento de su capacidad física y emocional, en su vida intrauterina y extrauterina y, especialmente, durante el tránsito entre ambas.

– El bebé y su madre tienen derecho a intimidad y respeto antes, durante y después del parto.

– El bebé tiene derecho a ser atendido personalmente por su madre, como mínimo, durante el primer año. La madre tiene derecho a disfrutar del contacto íntimo con su bebé cuando desee.

– El bebé tiene derecho a disfrutar de lactancia materna a demanda, al menos, durante el primer año. A que durante su estancia en hospital se respeten los “10 pasos para una lactancia feliz” establecidos por UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) y recomendados por la Asociación Española de Pediatría.

– El bebé y su madre tienen derecho a permanecer juntos en las horas y días siguientes al nacimiento. Ninguna exploración ni estancia hospitalaria justifica la separación de ambos.

– El bebé prematuro tiene derecho a ser incubado con el método madre canguro. Ninguna unidad de neonatología es más saludable para el bebé que la piel materna.

– El bebé y su madre tienen derecho a que se respeten el momento, ritmo, ambiente y compañía en el parto-nacimiento y a que el mismo transcurra de forma fisiológica. Un bebé y madre sanos tienen derecho a no ser tratados como enfermos.

– El bebé intrauterino tiene derecho a que el bienestar emocional de su madre no sea alterado por un exceso y abuso de controles durante la gestación.

– Los padres tienen obligación de buscar, y derecho de recibir toda la información y ser bien asesorados, tomar personalmente todas las decisiones relacionadas con el bienestar del bebé.

– El bebé prematuro tiene derecho a permanecer pegado al cuerpo de su madre hasta que adquiera el peso y las condiciones óptimas de salud. Ninguna unidad de neonatología es más saludable para el bebé que la piel materna.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba