El temblor de magnitud 5,2 se registró a 30 kilómetros del suroeste de Arcelia, en el estado de Guerrero, México, provocando la activación de la alerta sísmica en la Ciudad de México.

De acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, reportó inicialmente que el movimiento telúrico tuvo una dimensión cercana a los 5,3 grado en la escala de Richter, el sonido de aviso provocó que cierta cantidad de personas salieran a las calles de la capital mexicana para buscar refugio mientras pasaba dicho fenómeno natural.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, escribió a través de su cuenta de Twitter, informando sobre dicha situación "Al momento las unidades Estatales de Protección Civil donde fue sentido el sismo de hace unos minutos no reportan afectaciones, continuamos con el monitoreo".

Aclarando que no había daños ni víctimas mortales en los estados de Guerrero, Oaxaca, Morelos, Michoacán, Hidalgo y Estado de México, conociendo de primera mano los reportes suministrados por las delegaciones del Gobierno.

En el año 2017, exactamente el 19 de septiembre, el país centroamericano vivió un hecho similar dejando como resultado 471 personas fallecidas, en la mayor tragedia natural en México desde el terremoto de 1985, en donde perecieron en ese año miles de muertos.

El hecho se registró en la escuela secundaria Highland en Palmdale, al norte de la ciudad de Los Ángeles. Las autoridades de la zona detallaron que un estudiante resultó herido en el brazo siendo trasladado a un hospital cercano para recibir los primeros auxilios.

Un joven de 14 años, estudiante de Highland fue quien le disparo a su compañero en medio de una disputa que sostuvieron ambos alumnos, el menor se encuentra bajo medida preventiva mientras es sometido a interrogatorio.

Estudiantes del centro educativo informaron a sus padres la situación que estaba ocurriendo por medio de mensajes telefónicos, asegurando que una persona estaba disparando y es por ese motivo que estaban abandonando su unidad académica, otros estudiantes colocaron como obstáculos escritorios y sofás frente a las puertas y ventanas de los salones para mayor protección y seguridad.

El Sheriff de Los Ángeles informó que, las investigaciones siguen su curso para obtener más información sobre los motivos reales del atacante para llevar a cabo este acción.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó que, cerca de 271.000 personas de 50.680 hogares han sido afectadas por las fuertes lluvias e inundaciones que se han presentado en ese país.

El número de desplazados, puede que aumente a 280.000 en los próximos días puesto que el Departamento Meteorológico de Kenia alertó que las lluvias aumentarían durante estos días, el fuerte invierno ha afectado a 32 de las 47 ciudades del país africano, siendo el poblado de Tana River el más golpeado debido al desbordamiento desde algunas semanas del río Tana.

La Organización de las Naciones Unidad, agrego, que hay lugares que continúan inaccesibles dificultando las labores de rescate, las constantes precipitaciones han dañado cerca de 280 escuelas, algunas de estas edificaciones se encuentran sumergidas en su totalidad.

La Cruz Roja keniana solicitó al Gobierno declarar el desastre natural esto debido a la gravedad de la situación y sobre todo la doble calamidad que sufren algunas comunidades luego de que el año pasado sufrieran la peor temporada de sequía de la historia, además con estas inundaciones existe la posibilidad de desencadenarse o empeorarse brotes de enfermedades como la malaria y el cólera.

El servicio sismológico estadounidense (conocido por sus siglas en inglés USGS) con sede en este país, confirmó que cerca de las 10:41 (UTC) se registó el movimiento telúrico cuyo epicentro fue en la zona montañosa de Hindu Kush, cerca de la frontera con Tayikistán.

Hindu Kush, lugar en donde ocurrió este fenómeno sísmico, es una zona montañosa en donde tiene conectividad con las placas tectónicas de India y Eurasia, produciendo de manera frecuente este fenómeno sísmico, ya que la cordillera permanece geológicamente activa.

Según los últimos registros, el 26 de octubre del 2015, hace exactamente dos años, un sismo de 7,7 grados dejo como resultado más de un centenar de muertos en el país afgano y cerca de 300 personas que perecieron en Pakistán, 2.000 heridos y más de 36.000 casas sufrieron daños, pasado Dos meses fueron sorprendidos con otro fuerte sismo de magnitud 6,2 en la mismo lugar.

Por ahora, no se tiene información sobre daños o víctimas fatales en este hecho.