El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo prudencia con respecto a la reciente amenaza de Corea del Norte de cancelar la cumbre pactada para el 12 de junio con su homólogo coreano Kim Jong-un en Singapur.

En recientes declaraciones, Trump expresó, “No hay ninguna decisión. No nos han notificado en absoluto, tendremos que ver. No hemos visto nada, no hemos oído nada. Veremos lo que ocurrefueron las palabras del mandatario norteamericano, con respecto al tema, mientras atendía la visita protocolaria del presidente uzbeco, Shavkat Mirziyóyev, en la Casa Blanca.

Como acto de prudencia y ante las insistentes preguntas de los periodistas, Trump eludió responder la posibilidad de la suspensión del encuentro, además, reafirmó que no modificará sus planes de insistir en la desnuclearización de Corea de Norte como tema central en su encuentro con el líder norcoreano.

Este encuentro será el primero que realizarán los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte luego 70 años de guerra, por otro lado, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, manifestó la importancia de esta reunión y se evidenció “todavía esperanzada” de que la cumbre entre Jong-un y Trump se realizará, aunque contempla que EE. UU está lista para duras negociaciones.