El famoso VAR llega hasta la fiesta más grande del mundo, luego de probarse en diferentes torneos de la FIFA y en las ligas de Italia y Alemania la temporada pasada, el VAR se usará en los 64 partidos del Mundial de Rusia 2018.

Son cuatro los escenarios en los que se podrán usar el VAR: tras un gol anotado, en caso de penal, tarjeta roja, o error directo sobre la identidad de un jugador advertido o expulsado. El árbitro también solo deberá dibujar una pantalla con sus dedos y va a consultar su monitor de control en el borde del campo.

Pierluigi Collina, presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA explicó que, “Se trata de evitar errores importantes y obvios, no de re-arbitrar con la tecnología. El objetivo nunca ha sido controlar cada incidente menor, y siempre habrá casos en que diferentes opiniones sean posibles”.

Durante el campeonato mundial, serán 13 árbitros los que oficiarán exclusivamente desde las pantallas de control, y de los 35 seleccionados para arbitrar sobre la cancha también se pasarán al VAR para uno o más partidos.