Ni siquiera somos el 1% de la vida en el planeta y sin embargo hemos arrasado con más de la mitad de las especies. Un estudio encontró el impacto desproporcionado que tenemos los seres humanos sobre la tierra.

El estudio más grande hecho por la revista Proceedings of the National Academy of Scciences concluyó que, los seres humanos somos insignificantes, y sin embargo, una impotente fuerza destructora.  Los 7.6 billones de personas representamos apenas el 0.01% de las cosas vivas y hemos causado la pérdida del 83% de los mamíferos salvajes, el 80% de los animales marinos, el 50% de las plantas, y el 15% de los peces. Mientras que el ganado criado por humanos crece y crece de forma abundante.

Este es el primer estudio que estima el porcentaje que ocupa cada clase de criatura viviente, las plantas ocupan la mayor parte siendo el 82% de toda la materia viva sobre la tierra y todas las demás criaturas desde insectos hasta hongos, peces y animales representan solo el 5% de la biomasa mundial. Que de todo esto se reparte en un 86% de tierra, el 1% en los océanos y el 13% en las bacterias de la superficie terrestre.