La corte constitucional dejó claro que el descuento del 10% para los estudiantes que se matriculan en las universidades públicas es un estímulo a la participación ciudadana. Esto hace parte del artículo 2 de la Ley 815 del año 2003, que estableció un descuento por matrícula para universidades públicas de hasta el 10 por ciento para los votantes.

Este descuento no beneficia a los estudiantes por un solo semestre, si no por todos los periodos académicos que tengan lugar hasta las votaciones siguientes en las que pueda participar. Este descuento lo reciben, acreditando su participación al sufragio en la última votación realizada con anterioridad al inicio del semestre académico, esto quiere decir que las personas que están estudiando en las universidades públicas deberán participar este domingo 17 a las urnas para recibir su descuento, presentando el certificado electoral en las universidades.

La Corte Constitucional decidió quedarse con lo ya establecido, luego de que Juan David Ferreira Prada demandara, asegurando que esta norma no tenía justificación constitucional alguna y que resultaba discriminatoria entre las personas que ejercieron su derecho al voto y los que no.

 Sin embargo, la Procuraduría le pidió al alto tribunal que se quedara en lo resuelto al considerar que el Estado tienen la potestad de renunciar a algunos ingresos como mecanismos para incentivar el ejercicio al derecho al voto.