Meta

Con el agua lejos…

En verano se seca Fuentes Altas, lo que significa que llegará menos agua a las casas mientras se repara la línea de aducción del acueducto.

La solución a los problemas del servicio de acueducto en Villavicencio no está cerca todavía. El alcalde electo Felipe Harman asegura que reponer los tubos que rompió el río Gutiquía en Castrillo y Carlos Julio tomará al menos 60 días, una vez inicien los trabajos.

El gerente de la Empresa de Acueducto, Jaime Jiménez, explica que los trabajos no han iniciado porque el nivel del río Guatiquía no ha permitido ingresar maquinaria. “Está todo listo para pegar los tubos nuevos, pero solo se podrá cuando haya un verano largo. El nivel del río ya bajó y esperamos que en los primeros días de diciembre el nivel de las aguas esté lo suficientemente bajo para entrar con maquinaria”.

El problema es que Fuentes Altas, que aporta 200 litros por segundo, se seca en verano y solo quedan las plantas de bombeo de Bavaria y Puente Abadía que dan 1.000 litros por segundo.

“Una vez restablecida la línea de quebrada La Honda, no habrá dificultad con el servicio. En verano habrá que aumentar el número de carrotanques para llevar agua a las casas mientras se repara la línea de aducción”, declara Jiménez.

Las otras soluciones están bastante más lejanas: según Harman, la licitación para la bocatoma alterna de Santa María incluye un plazo de ejecución de 12 a 15 meses; terminar el contrato 112 de Edesa tomará 18 meses; y el proyecto de acueducto regional, tomando el agua del río Manzanares, costaría más de 150 mil millones que todavía no están disponibles.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar